más paro, más pobreza, más desigualdad

27/03/2013

Que la situación económica de España es crítica nadie lo duda.

Llevamos meses con un aluvión constante de noticias, informaciones, cifras y opiniones sobre la impagable deuda, la creciente prima de riesgo, el caótico sistema financiero, el insostenible déficit público y, en consecuencia, la imperiosa necesidad de recortes sociales y de la sacrosanta austeridad en las cuentas públicas.

De lo que se habla menos es de la crítica situación social del país. De la crítica situación en la que se encuentran cada vez más personas.

O se hablaba menos, porque en las últimas semanas ha aparecido una terna de informes que ponen el acento en la situación de las personas y no en la situación de la macroeconomía.

Las publicaciones son las siguientes:

– ‘Estructura social y desigualdad en España‘ de José Saturnino Martínez García.

– ‘Informe sobre la Desigualdad en España 2013‘ de la Fundación Alternativas.

– ‘Desigualdad y derechos sociales‘ de la Fundación Foessa.

Solo con los títulos ya podemos ver cuál es la situación en la que nos encontramos: la crisis económica está generando más y más desigualdad en España.

Veamos, sin ánimo de ser exhaustivos, algunos indicadores de tres variables sociales fundamentales en la España actual: paro, pobreza y desigualdad.

1 – Paro

El desempleo ha alcanzado niveles históricos (26% de tasa de paro) y la ocupación sigue cayendo con lo que no parece que hayamos tocado techo en las cifras de paro. En niveles de ocupación (se han perdido más de 3,5 millones de empleo desde el comienzo de la crisis) hemos vuelto a valores de 2003, por lo que podemos hablar sin temor a equivocarnos de una década perdida en este punto.

En total uno de cada cuatro trabajadores que quieren trabajar no encuentran empleo (más del doble que la media de la Unión Europea), porcentaje que supera el 50% entre los activos menores de 25 años. Además, no solo hay más gente en desempleo sino que el tiempo durante el cual las personas no tienen trabajo también es más prolongado. En 2012 más de la mitad de los parados llevaba en desempleo más de un año (parados de larga duración).

Por otra parte, en casi dos millones de hogares en España (que suponen el 10% del total) todos sus activos están en paro, abocando a éstos a una situación de vulnerabilidad social muy preocupante.

2 – Pobreza

En 2011, según la Encuesta de Condiciones de Vida 2012, la tasa de pobreza relativa se sitúa en el 21% de la población (porcentaje de hogares con ingresos inferiores al 60% de la mediana).

También se ha incrementado de manera muy notable el número de hogares en situación de pobreza severa (con rentas inferiores al 30% de la mediana). En este punto se puede señalar que se ha duplicado el número de hogares sin ingresos (no se percibe ningún tipo de renta por trabajo, prestación por desempleo o subsidio por parte de la Seguridad Social), pasando de los 300.000 a mediados de 2007 a los más de 630.000 en 2012. En porcentaje se ha pasado de un 2% a un 3,7% del total de hogares en situación de gran necesidad.

A esto hay que añadir los indicadores de privación multidimensional como son no tener la capacidad de hacer frente a gastos imprevistos, no tener capacidad de ahorro, no poder pagar la calefacción o adquirir ciertos productos,… En todos estos casos los porcentajes de hogares que se encuentran en estas situaciones no han dejado de crecer en los últimos cinco años.

3 – Desigualdad

En renta per cápita (renta nacional disponible a precios de mercado) en 2012 los valores son similares a los de hace más de una década. Por eso se habla de una década perdida: en 2012 los españoles recibieron de promedio una renta de 18.500 euros, cifra que está por debajo en términos de capacidad adquisitiva de la que recibieron en 2001. A esto hay que añadir el incremento del coste de la vida incluso en tiempos de crisis, lo que acentúa el problema.

Es evidente que la crisis no está afectando de manera homogénea a todos los estratos sociales. El problema no es solo que las rentas disminuyan sino que además lo hacen en mayor medida entre las rentas bajas lo que provoca que se incremente la desigualdad social.

En definitiva, todos estos datos indican que no solo hay más pobreza y más desigualdad sino que además estas son más intensas, alcanzado niveles que son muy difíciles de reducir. Existe la posibilidad real de que la recuperación de la economía y del empleo sean insuficientes para recuperar los valores previos a la crisis, de manera que este incremento de la desigualdad, lejos de ser una consecuencia coyuntural de la profunda crisis y recesión que está viviendo la economía española, se convierta en algo estructural y característico de la sociedad española que viene.

Y lo que es peor: la función protectora del estado de Bienestar se está debilitando. Nos encaminamos hacia un futuro donde el acceso a los derechos sociales será cada vez más difícil y restringido.

El presente y el futuro no son halagüeños, y el camino hacia la igualdad se prevé largo y lleno de obstáculos. Pero habrá que recorrerlo.

Anuncios

canciones de la semana (65)… y un concierto

17/03/2013

El viernes estuve en el concierto de Mucho en La casa del Loco de Zaragoza. Y tuve una sensación similar a la del concierto de Stay hace un par de meses: me sorprendió la escasa afluencia de público.

Mucho es una banda joven (funciona como tal desde hace apenas 3 años), pero que surge de las cenizas de The Sunday Drivers, un grupo que contó con el favor de crítica y público en la pasada década. Cierto es que el sonido de Mucho difiere bastante del de los Sunday (y no solo porque canten en español), pero su calidad como músicos se mantiene.

Venían a Zaragoza a presentar su recién publicado segundo disco, El Apocalipsis según Mucho, que cuenta con buenas críticas y que, parece opinión generalizada, supera en calidad a su disco de debut. Mi opinión como simple oyente también es esa.

Supongo que para un grupo (como para cualquiera que presenta algo ante un público) tiene que ser difícil tocar ante un reducido número de personas, cuando seguramente las propias expectativas eran bastante más altas. Sin embargo, la actitud de la banda fue irreprochable y ofrecieron un concierto muy contundente y divertido. Especial mención para su cantante, Martí Perarnau, que haciendo de necesidad virtud, no se cansó de interactuar con el público comentando las canciones e incluso dejando patente su ciertamente mejorable condición física con una serie de (tres) flexiones incluida.

El grupo mostró lo mejor de sí en un ambiente que no era el mejor, eso el público lo agradece enormemente, y sudaron la camiseta como si la sala estuviera llena. En el caso del cantante esto fue literalmente como demostró al bajarse la cremallera de la chaqueta ante la insistencia de Cierta Persona de que se la quitara… por el calor (decía).

Arrancaron el concierto con Motores (perdón por la simpleza de la metáfora, pero es una canción que me gusta especialmente) y fueron desgranando canciones de ‘pop cósmico y rock cremoso’ como las potentes y pegadizas Más feliz sin televisión y Como si no hubiera mañana, el ‘tecno grecolatino’ de La larga risa del emperador, o miradas atrás como La casa en pie y Si quieres, no (ambas de su primer disco). Parafraseando al grupo, el grito final fue Sustancia fundamental que desató la locura entre la masa fugaz… y que casi le cuesta la crisma al bueno de Martí, que no terminaba de moverse con soltura descalzo por el escenario.

Porque sí, Martí tocó y cantó descalzo luciendo calcetines de rayas. Pero no por pose sino porque, como confesaría después hablando con ellos (con alguna foto de recuerdo incluida),… se le había roto un zapato. Cosas del directo.

mucho_zgz

En una entrevista publicada en el Periódico de Aragón el mismo viernes, Martí Perarnau manifestaba que era la primera vez que iban a tocar en Zaragoza y que tenían muchas ganas de hacerlo… Y lo demostraron. Y se agradece.

Si queréis haceros una idea de cómo suenan Mucho en directo, podéis ver su reciente actuación en Los Conciertos de Radio 3.

Y sin salir de Zaragoza, vamos ya con las canciones de la semana:

Por una parte, Tachenko que están a punto de sacar su nuevo disco (el quinto) titulado El amor y las mayorías, y que se publica el próximo 25 de marzo. A la espera de fechas de presentación en directo.

Por otra parte, The Patinettes que acaban de publicar su segundo disco, Commit to the light, y que están de gira de presentación: empezaron el pasado 22 de febrero en Serjos Zona Rock de Monzón y la cierran (de momento) el próximo 13 de abril en Zaragoza (Explosivo! Club).

TachenkoDame una pista (El amor y las mayorías)

The PatinettesThis time we will fall in love (Commit to the light)


la fábula del ornitorrinco

11/03/2013

Andaba yo la semana pasada buscando un regalo para Cierta Persona. La casualidad había querido que la fecha de su cumpleaños coincidiera con la fecha de mi despido, así que era una sensación un tanto extraña.

A Cierta Persona le encanta leer, por lo que, como en años pasados, sabía qué le iba a regalar (un libro), pero me faltaba elegir cuál. Estaba curioseando entre las estanterías de la librería cuando la portada de uno me llamó la atención. No conocía al autor y el título tampoco me decía nada. Sin embargo la ilustración de portada hizo que, obviamente, me fijara en él: era un ornitorrinco.

Albert de Adelaida - HOWARD L. ANDERSON

Lo cogí para ver cuál era su argumento y me encontré con la siguiente sinopsis: ‘Albert es un pequeño ornitorrinco que se ha fugado del zoo australiano de Adelaida para ir en busca de una legendaria tierra prometida en la que poder vivir en paz y libertad. Su particular odisea le llevará al desértico y hostil interior del país, donde la fauna que lo habita no se muestra tan acogedora como Albert la imaginaba. Sin embargo, no todo son dificultades para Albert, que encontrará en su camino algunas ayudas inesperadas’.

Salvando las distancias me vi identificado en Albert: yo también soy un ornitorrinco que, aunque no por voluntad propia, ha tenido que abandonar el zoo laboral en el que llevaba varios años. Yo también soy un ornitorrinco que acaba de empezar la búsqueda de una nueva reserva laboral en la que poder recobrar la tranquilidad y la estabilidad perdidas, y que, dada la situación económica actual, se enfrenta al desempleo como un territorio hostil y poco acogedor. Sin embargo, yo también soy un pequeño ornitorrinco que espera hacer la travesía del desierto laboral de la mejor manera posible…

Quizás sea algo así como la fábula del ornitorrinco.

La cuestión es que finalmente compré el libro. Ahora solo espero que a Cierta Persona le guste… Y que me diga cuál es la moraleja de la fábula.

PD. No es el primer libro con un ornitorrinco en portada que se ha editado. Hace unos años se publicó ‘Platón y un ornitorrinco entran en un bar…. La filosofía explicada con humor’.

https://soyunornitorrinco.files.wordpress.com/2011/07/platon_y_ornitorrinco.jpg

Si les interesa se lo puedo prestar.


canciones de la semana (64) – música para un recién parado

03/03/2013

Se acerca la primavera pero cuando te acabas de quedar en el paro te da la sensación, sin embargo, de que hace más frío.

Y es que cuando te quedas en el paro, después de años trabajando en algo que te gustaba, te quedas frío. Descolocado. Y, por qué no decirlo, también triste. Y cuando uno está así escucha música melancólica que refuerza la sensación de pérdida. Música como la de Maronda.

Cuando te quedas en el paro se abre un signo de interrogación en tu vida… Empieza el trabajo de encontrar la respuesta a ese interrogante. Llega el momento de encontrar un nuevo camino. Y cuando uno busca un nuevo (y a ser posible mejor) camino en su vida escucha música luminosa, optimista y alegre. Música como la de Wilhelm and the dancing animals.

Al fin y al cabo se acerca la primavera. Y unos días llueve y otros luce el sol.

MarondaLa recriminación (La orfebrería según los místicos)

Wilhelm & the dancing animalsFinisterre (The war of species)


cosas de la percepción

02/03/2013

Seguro que conocen los ejercicios sobre la percepción. Esos ejercicios que consisten en mostrar una imagen para ver qué interpretación se hace sobre ella.

El cerebro, cuando se le presenta una imagen, agrupa los elementos que aparecen en ella según unos principios de organización. Pero a veces, al aplicar esos principios existen varias “buenas interpretaciones” entre las cuales existe ambigüedad y el cerebro puede pasar de una a otra. Es lo que se denomina “inversión perceptual”.

¿Qué ven en esta imagen? ¿Una copa o dos caras de perfil?

percepcion

¿Y en esta otra imagen? Una mujer, ¿verdad? Pero… ¿una mujer joven o una mujer anciana?

doble-percepcion

Esta es la imagen de un animal, pero… ¿de qué animal? ¿Un pato o un conejo?

pato-conejoEl último Real Madrid – Barça nos ha dejado una imagen que se podría utilizar en los ejercicios sobre percepción. La imagen de un dedo. Pero… ¿de qué dedo? ¿El dedo índice o el dedo corazón?

jordi_alba

O dicho de otra manera: ¿es un signo de Nº1 o una peineta al público del Bernabéu?

Pues dependerá del cerebro de quién vea la imagen: el cerebro del madridista verá un dedo corazón (y por lo tanto una peineta), y el cerebro del barcelonista verá un dedo índice (y por lo tanto un signo de Nº1).

La diferencia con las imágenes anteriores es que las dos percepciones no pueden ser correctas.

Yo, como soy madridista, veo un dedo índice. ¿Y usted?