malos y buenos

Desde que veo por televisión (prácticamente) todos los partidos del Madrid, ya no leo prensa deportiva. No recuerdo la última vez que compre el diario As. El último Marca lo pagué en pesetas.

Si te gusta el fútbol y lo valoras e interpretas como simple aficionado (no como periodista o analista), una vez que has visto el partido no necesitas leer la crónica del mismo el día siguiente en el periódico o esa misma noche en la web. ¿Para qué? Tu equipo habrá ganado no, habrá jugado mejor o peor, te habrás divertido más o menos. Lo habrás comentado con la gente con la que lo has visto, te habrás terminado la última cerveza… y a otra cosa.

El sábado pasado, contra el Osasuna, el Madrid jugó mal. Muy mal. Peor incluso de lo que lo venía haciendo últimamente. El equipo ESTÁ mal y juega mal. El año pasado, con una plantilla muy similar, ESTABA mucho mejor. Y jugaba mucho mejor.

Pues sí, es un análisis muy básico, no soy capaz de hacer análisis técnicos ni tácticos de un partido o de un equipo. Aun así, es un análisis mucho más elaborado que el que hizo el diario Sport en su portada del domingo: ¡QUÉ MALOS SOIS, MOU’! Así, en términos absolutos: el SER frente al ESTAR.  Si el español tiene una virtud, frente a otros idiomas como el inglés o el alemán, es que diferencia los verbos ser y estar. Esta distinción da para conversaciones lingüísticas y hasta filosóficas. No son matices del gusto del Sport.

malos

Estos jugadores tan malos, el año pasado ganaron la Liga con record de puntos (100), y con record de goles (121). La que se consideró la mejor temporada de la Historia de la Liga. No está mal para unos jugadores tan malos.

Frente a los malos siempre están los buenos: los jugadores del Barcelona. Todos buenos. Absolutamente. Tanto que han culminado ‘la mejor primera vuelta de la historia de la Liga’. Los jugadores que el año pasado ganaron la mejor Liga de la Historia, esos, son malos. Ahora y siempre.

buenosComo dice David Gistau en este artículo quizás deberíamos mostrarnos más comprensivos con quienes ‘deben inventarse un periódico deportivo entero todos los días en unos tiempos en que el Madrí ya ni riñe la Liga’.

En cualquier caso fue Enric González quien mejor definió el objetivo de los periódicos deportivos.

Y, sin embargo, es en los últimos meses cuando más publicaciones relacionadas con el fútbol estoy leyendo. Revistas de fútbol alejadas del marcador del fin de semana, donde no se habla de Messi o de Cristiano en dos de cada tres páginas, en las que no caben los maniqueísmos forofos,… Revistas donde no escriben periodistas como Tomás Roncero.

El fútbol como objeto de lectura. El gusto de leer revistas donde se habla del fútbol de hoy, de ayer y de antes de ayer; de fútbol y sociedad, de fútbol y cultura, de fútbol y música, de fútbol y política. Donde se hacen entrevistas y en las respuestas hay frases subordinadas. Donde hay cuentos de fútbol pero no futbolistas cuentistas.

Revistas donde se trata al lector futbolero como un ser adulto con criterio propio. Como un aficionado al fútbol. Como un aficionado a la lectura.

Revistas como Panenka, Líbero o Lineker Magazine.

Buenas revistas de fútbol.

Anuncios

4 Responses to malos y buenos

  1. Cierta Persona dice:

    Un comentario muy tonto: en mi coche, qué lees?? No, desde luego no lo pagas, no… 😛

    Por lo demás, ok. Que te guste el fútbol no (siempre) implica que seas un cabestro, y de fútbol se puede hablar desde la inteligencia.

    • Pues leo lo que llevas. Ya te digo que pilles el New York Times, pero no me haces caso.
      Pues bien que me pones cara de ‘nooo, otra vez nooo’, cuando te hablo de fútbol. Desde la inteligencia, por supuesto.

      • Cierta Persona dice:

        Es que tú no hablas de fútbol, hablas del Madrid. Y así no hay manera.
        Respecto a la oferta periodística, la que me pide mi mercado, ni más ni menos. A la que por cierto no haces asco, que menudos trepados le das al Marca…

      • El mercado, el mercado… siempre escudándonos en que los responsables son los mercaos.
        Y sí, lo ojeo, porque de vez en cuando hay que ver las cosas para luego criticar con conocimiento de causa. Y del Madrid hablo con conocimiento de causa porque veo casi todos los partidos. No podría hacer los mismo del Zaragoza, por ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: