de nacionalismos y fútbol

Se suele decir que no hay que mezclar el deporte con la política. Nunca he entendido muy bien esta máxima. ¿Por qué no? Tanto el deporte como la política son dos disciplinas legales y me parece legítimo que se opine sobre ellas tanto por separado como de manera conjunta. A veces suena a leyenda urbana, como la de no mezclar Baileys con Coca Cola porque se hace una masa en el estomago imposible de digerir. Tranquilos, si mezcláis deporte con política no se os formará una bola en el cerebro que hará que os explote ni nada parecido. Yo lo he probado y aquí sigo.

Además, suele ocurrir que aquellos que dicen que no hay que mezclar deporte con política son los que más lo hacen, buscando, por supuesto, cada uno sus intereses particulares. Lo de arrimar cada uno el ascua a su sardina y esas cosas.

En los últimos días se ha montado cierto revuelo por las declaraciones de Guardiola apoyando la independencia de Catalunya, coincidiendo con la celebración de la Diada el pasado 11 de septiembre. No veo cuál es el problema o la inconveniencia de hacer esas declaraciones. Además, no es la primera vez que Guardiola habla de Catalunya como su ‘país’ y de su sentimiento nacionalista. Su opinión y su sentimiento son absolutamente respetables.

Sin embargo hay un tema que siempre me ha llamado la atención y que Guardiola trata en esa entrevista de hace ya algunos años cuando jugaba en Qatar (¿ahora ya les cudra un poco mejor lo del patrocinio de Qatar Foundation, verdad?). Preguntado por qué jugaba con la selección española, teniendo en cuenta su sentimiento nacionalista y considerar que su país es Catalunya, contesta que lo hacía porque la ley lo decía, que como la selección catalana no estaba legitimada para disputar partidos oficiales, tenía que jugar con la española en caso de ser convocado, y que además lo hacía ‘encantado’.

Digo que siempre me ha llamado la atención este hecho por una cuestión: siempre me he preguntado por qué aquellos jugadores con sentimientos nacionalistas y que consideran que la española no es su selección, nunca renuncian a jugar con la selección española. Yo creo que quedarían como auténticos señores si, con total naturalidad y sinceridad, en el momento de ser convocados por primera vez, agradecieran la convocatoria y renunciaran a acudir alegando que no es su selección y que por lo tanto prefieren no jugar con un país que no consideran el suyo y que por lo tanto no les representa. Alguno podrá decir que las normas de la FIFA obligan a jugar si un jugador es convocado y todo eso. Puede ser, pero el problema no existiría si el seleccionador de turno simplemente no convocara a partir de ese momento a ese jugador. ¿Por qué va a convocar un seleccionador a un jugador que no está motivado para jugar con una selección que no considera la suya? Sencillamente sería una decisión táctica y justificable deportivamente.

La realidad es que Guardiola en su momento, y otros jugadores catalanes y vascos de reconocida simpatía por ideas nacionalistas e incluso soberanistas han jugado, juegan y supongo que seguirán jugando con la selección española en tanto en cuanto no tengan selecciones propias Catalunya o Euskadi. Al parecer el prestigio deportivo, y en consecuencia el beneficio económico asociado a ese mayor prestigio deportivo, que conlleva  jugar con una selección nacional, aunque no la consideres la tuya, es superior al sentimiento nacionalista. Pero ya se sabe, lo que sucede en el campo se queda en el campo. Una vez duchados volvemos a ser solo catalanes o solo vascos.

Al principio decía que quienes suelen decir que no hay que mezclar deporte con política son los que más lo hacen. El FC Barcelona es experto en esto de predicar que no hay que mezclar el fútbol con la política y hacer justamente lo contrario.

El último ejemplo lo hemos tenido esta semana. No hace ni un mes que ha empezado la Liga 2012/2013 cuando el lunes pasado, víspera de la Diada, el diario Sport descubría en ‘exclusiva’ cual será la segunda equipación de la temporada que viene, la 2013/2014. ¿Y cómo va a ser esta camiseta? ¡Sorpresa: La segunda equipación responderá a los colores de la senyera, la bandera catalana! Que casualidad lo de sacar esta ‘exclusiva’ el día anterior a la gran manifestación en favor de la independencia de Catalunya. Casualidad, sin duda. Pero claro, según el diario Sport, esto de llevar la bandera de ‘su territorio’ ya lo han hecho otros equipos, ‘incluso el Real Madrid’. ¿Incluso el Real Madrid? Pues no. El Real Madrid no llevaba una camiseta con los colores de la bandera de España (¿se imaginan la que se hubiera liado de ser así?), sino que llevaba una pequeña bandera española en el pecho de las camiseta que utilizaba en los partidos de Champions. Fue en la época de Ramón Calderón y dejó de llevarse tras la vuelta de Florentino Pérez a la presidencia. Pero ya se sabe: el equipo del gobierno y eso.

A la gran manifestación del martes en favor de la independencia de Catalunya acudió Sandro Rosell, a la sazón presidente del FC Barcelona, pero hete aquí que acudió ‘a titol personal’. Por supuesto, ¿quién lo iba a poner en duda? El señor Rosell es un ciudadano catalán que se representa a sí mismo y que defiende sus ideas políticas como cualquier otro ciudadano. Por eso la noticia sale en la sección de ‘Política’ en lugar de en la de ‘Deportes’. Evidentemente.

Un tema recurrente que sale en estos debates es el de: ¿llegado el momento de una Catalunya independiente, en qué liga jugaría el FC Barcelona? El, ahora sí, President Rosell lo tiene claro: ‘el Barça d’una Catalunya independent jugaria a la Lliga espanyola’. Del Espanyol no dice nada. Y pone un ejemplo de lo más ‘clarificador’: como el Mónaco lo hace en la liga francesa. Pues oiga, Sr. Rosell, es que el Principado de Mónaco es una ciudad-estado y como que no le da para montar una liga propia, pero en una Catalunya independiente tendrían equipos de sobra para hacer una Lliga catalana de 20 equipos sin problemas. Eso sí, dudo mucho que Messi quisiera jugar en esa Lliga.

Me ha gustado más la respuesta que dio a esta pregunta el vicepresidente del Barça, Josep María Bartomeu, en una entrevista en Tv3 y que han emitido en los Deportes de Cuatro (cuando restan 18:30 en el video): según Bartomeu ‘el Barcelona podría jugar en la liga que le gustará más… yo creo que en esta caso no habría duda de que jugaríamos la liga de la Península Ibérica o la liga LFP y jugaríamos contra los rivales habituales’.

Ya sabemos que los prepotentes son los políticos de Madrit y los jugadores del Madrit, pero que nadie dude que el Barcelona jugará donde le guste más, donde el quiera y elija, sin necesidad de que la Liga en cuestión, la española, acepte admitirlo como equipo aunque perteneciera… a otro país. ¿Qué se habrán creído estos españolitos? Lo de la ‘liga de la Península Ibérica’ me ha llegado al corazón y me he acordado de Saramago y de su idea de Iberia, un país que uniera a Portugal y España. Seguro que el escritor portugués estaría encantado con esta Liga: equipos españoles, portugueses, el Barça y el Andorra. Aunque luego se refiere a la ‘liga LFP’ y los ‘rivales habituales’. Lástima: fuera los equipos portugueses y el Andorra. Entraría, eso sí, el Espanyol, del que tampoco dice nada el vicepresidente.

Resumimos: ‘liga que le gustara mas’, ‘liga de la Península Ibérica’, ‘liga LFP’ y ‘rivales habituales’. Cuatro maneras de hablar de la liga española sin mencionar España ni española. Hay que reconocerle el mérito.

Suena un poco a eso de ‘lo mío, mio y lo tuyo, si me gusta, de los dos’. Y eso es marcar gol en fuera de juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: