notas sobre la ceremonia de inauguración de londres 2012

¿Visteis la ceremonia de inauguración de los Juegos de Londres 2012? Yo sí,… casi entera. Me quedé dormido hacia la mitad del desfile de las delegaciones y me desperté cuando sonaba el ‘Heroes’ de David Bowie, al paso de la delegación de Gran Bretaña.

Tengo que reconocer que no entiendo muy bien el concepto de Ceremonia de Inauguración. Esto de los Juegos Olímpicos va de deportes, ¿no? Entonces… ¿por qué en la ceremonia de inauguración no hubo referencias al… deporte? Estos Juegos Olímpicos son los de Londres, ¿no? Entonces… ¿por qué en la ceremonia de inauguración nos cuentan la historia del… Reino Unido en general?

Porque en definitiva en eso consistió la ceremonia: en una secuencia edulcorada de algunos hitos de la historia del Reino Unido. Pero bueno, eso es lo que pasa cuando uno habla de sí mismo. Que solo cuenta lo bueno. Y yo siempre he pensado que hablar bien de uno mismo queda feo.

O sea, que nos vendieron el producto british con referencias a la revolución industrial, el movimiento obrero, las sufragistas, el sistema nacional de salud,… Y, por supuesto, una ceremonia que se precie no puede dejar de poner niños. Niños cantando. ¡Niños sordomudos… cantando!. Todo muy rojeras, vamos. Y todo ello en un escenario que mezclaba la campiña inglesa con la comarca hobbit.

Bueno para ser sinceros hay que señalar que sí hubo alguna referencia deportiva. En uno de los vídeos intercalados durante la ceremonia salían imágenes de un deporte muy de las islas… el rugby. Un deporte que, por otra parte, no es olímpico. Pero así son los british, siempre llevando la contraria.

También eché en falta algunas referencias a otros hitos británicos como el hundimiento de Titanic, Jack el Destripador, su afán colonizador o su gastronomía, especialmente el pastel de riñones. O a las modélicas relaciones entre las distintas nacionalidades que componen el Reino Unido. Y no será porque Danny Boyle, director de la ceremonia, no tenga experiencia en plantear estos temas.

Donde no se puede poner ninguna pega es en la selección musical de la ceremonia. Pero claro, en esto los british lo tienen fácil. Así, a bote pronto, sonaron: The Jam – Going Underground, Muse – Map of the Problematique , The Clash – London Calling, OMD – Enola Gay, The Who – My Generation, The Rolling Stones – Satisfaction, The Kinks – All Day and All of the Night, The Beatles – She Loves You, The Specials – A Message to You Rudy, New Order – Blue Monday, Frankie Goes to Hollywood – Relax, Happy Mondays – Step On, The Verve – Bittersweet Symphony, Prodigy – Firestarter, Underworld – Born Slippy, Blur – Song 2, Arctic Monkeys – I Bet You Look Good on the Dancefloor, Radiohead – Creep, The Chemical Brothers – Galvanize, Franz Ferdinand – Take Me Out, Kaiser Chiefs – I Predict a Riot, Oasis – Wonderwall, The Beatles – Hey Jude, David Bowie – Heroes,…

Y qué decir de poner el ‘God save de Queen’ de los Sex Pistols con la Reina en el palco. Momento insuperable.

Además, en directo tocaron Arctic Monkeys y Paul McCartney.  ¿Os acordáis de Barcelona’92? En las ceremonias de inauguración y clausura cantaron Josep Carreras (con otra mujer) y… ¡Los Manolos!, respectivamente. Ahora entendéis mejor lo de que las comparaciones son odiosas, ¿eh?. Pues eso.

Otro momento estelar de la ceremonia de inauguración es el desfile de las delegaciones. A mí este momento me recuerda al desfile de carrozas del inicio de las fiestas de mi pueblo. Más o menos es así: una carroza que representa lo mejor de cada casa (el abanderado), seguida de más o menos peñistas en función de la relevancia de la Peña (más o menos atletas en función del país), identificados con camisas o monos feos y mal cortados (trajes, vestidos y chándales a cual más hortera), más o menos borrachos (más o menos dopados) y bailando (desfilando) con dudosa gracia.

Como dije al inicio, me quedé dormido a mitad del desfile y me desperté al final, cuando desfilaba Gran Bretaña. Así que el paso de España lo tuve que ver posteriormente. Tres imágenes me llamaron la atención de nuestra delegación: 1) Nuestro abanderado, Pau Gasol: nunca un segundo plato había tenido una sonrisa tan sincera. 2) Un deportista negro con peluca rosa de mujer: no sé, supongo que será su manera de interpretar el espíritu olímpico. 3) La Reina y el embajador Trillo saludando desde el palco: eso sí, saludando al modo ‘hacer señales con los brazos a un avión/barco para ser rescatados de una isla desierta’.

Y ahora a disfrutar de la competición durante los próximos 15 días. Yo ya me he preparado la agenda de competiciones que no me voy a perder: la final de los 100 metros masculinos de atletismo y algún que otro partido de pretemporada del Real Madrid. Lo demás: morralla deportiva.

PD. Los ingleses inventaron el fútbol: gratitud eterna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: