propósitos para el 2012

Como no podía ser de otra manera, fiel a la tradición de los (buenos) propósitos para el año nuevo, el ornitorrinco también tiene su lista para el 2012.

Y digo propósitos, que no deseos del tipo “que haya paz en el mundo“, “que se acabe el hambre“, “que el Madrid gane la Champions“, y demás banalidades de ese tipo. Esos se los dejo a las candidatas a Miss dónde sea.

Los propósitos de año nuevo deben ser como los objetivos de una investigación social: realistas, observables, medibles y evaluables. Por supuesto, se redactan en infinitivo.

Como mi inglés es, prácticamente, fluido, y mi cuerpo podría ser, prácticamente, portada de la revista Men’s Health, a lo Pablo Motos, obviaré los tópicos y típicos propósitos de la mayoría de los comunes del tipo: “aprender inglés” o “ir al gimnasio“.

Mis 5 propósitos (más un anexo) para el 2012, ordenados de mayor a menor dificultad para su consecución, son los siguientes:

1. Mantener activo el blog: aquí hay que prestar atención al concepto ‘activo’. El blog se mantiene solo (no hay que darle de comer ni nada), pero hay que ser capaz de escribir cosas de manera regular (un esfuerzo titánico para alguien de natural vago). Ya no digo escribir cosas interesantes (eso no lo he conseguido nunca desde que tengo el blog), simplemente escribir de manera periódica (eso sí lo he ido manteniendo). Reconozco que en este propósito voy a contar con la inestimable ayuda de Mariano I de España y V de Alemania que nos va a tener entretenidos, él y su equipo, el próximo año con su acción de Gobierno. Va a ser un Gobierno de lo más taurino: de recortadores, quiero decir. Además tenemos la Liga, la Champions, la Eurocopa y la patochada esa de las Olimpiadas, así que material deportivo que comentar tampoco va a faltar. Y, por supuesto, las canciones domingueras.

2. Afeitarme más a menudo: últimamente (los últimos muchos meses) me vengo afeitando una vez a la semana y siempre que mis obligaciones laborales más allá de las fronteras de la oficina me lo exigen. En definitiva, una vez a la semana. Me dejé patillas y crecieron en longitud sin yo darme cuenta: primero estaban a media oreja, después a la altura del lóbulo y ahora casi en la mandíbula. Cuando me afeitaba ya no recordaba a qué altura estaban y me limitaba a dejarlas (mas o menos) igualadas. No digo que vaya a dejar de ser ‘hombre lija‘, ya que me pasaría como a Jordi Évole (El Follonero) y seguramente me confundirían con Justin Bieber si voy siempre recién afeitado. Además, ya me engañaron con los anuncios de Axe, no me creo la publicidad de Gillette. Una opción puede ser afeitarme cuando vaya a ver mi madre, que la mujer no me ve recién afeitado desde la boda de mi hermana, allá por el 98.

3. Empezar a fumar: no me doblegué a la presión de grupo cuando tenía 14 ó 15 años y todo el mundo empezaba a fumar, pero lo voy a tener que hacer 20 años después. La razón es sencilla: estoy hasta las pelotas de quedarme solo en los bares mientras el resto de la gente se va a la calle a fumar. En el caso de que Mariano I de España y V de Alemania vuelva a permitir fumar en determinadas zonas de lugares públicos, este propósito se entenderá no evaluable en el momento de la evaluación de logros conseguidos.

4. Aprender alemán: el idioma de la sociología. Así podría leer en su idioma original las obras de Max Weber (se pronuncia Veber y no confundir con Mark Weber, pronunciado Güeber, piloto de Fórmula 1 y que a diferencia de Max sigue vivo), Karl Marx (no es el mudo de los Hermanos Marx), Jürgen Habermas, Klaus Augenthaler, Ralf Dahrendorf, Ulrich Beck, Pierre Littbarski, Friedrich Engels, Rosa Luxemburg, Guido Buchwald, Georg Simmel, Herbert Marcuse, Niklas Luhmann, Thomas Hässler o Thomas Luckmann, entre muchos otros. Además entendería antes que la mayoría, entre ellos Mariano I de España y V de Alemania, las instrucciones de Angela Merkel para la economía española. Para ir haciendo oído empezaré a ver los partidos de la Bundesliga donde juega el auténtico 7 de España: Raúl.

5. Participar en las Olimpiadas de Londres: esto que puede parecer una estupidez cobra sentido si digo que soy de Monzón (“Cuna de deportistas“), posiblemente una de las localidades con mayor tasa de deportistas olímpicos (incluyendo Juegos Olímpicos de Invierno) por 1.000 habitantes de España y posiblemente del mundo. También tenemos en Monzón una tasa de población reclusa bastante significativa, pero este dato lo publicitamos menos, porque somos, también, modestos y no nos gusta el autobombo. Respecto al propósito olímpico, cuando decida en que disciplina voy a participar, marcaré un objetivo más o menos ambicioso (medalla o diploma olímpico). Lo que si puedo garantizar es que pretendo optar a ser el Abanderado de la Delegación Española.

Anexo. Mantener el propósito de enmienda: hace un par de meses y medio hice propósito de enmienda con cierta persona. Hasta ahora lo mantengo y pretendo seguir haciéndolo el año 2012 (y siguientes). Este propósito es irrenunciable e innegociable.

Pues aquí están, estos son… mis propósitos para el nuevo año. Dentro de un año veremos qué ha sido de ellos y hasta qué punto han sido logrados. Si cumplo el primero de ellos, la evaluación tendrá forma de post. Veremos.

Desde aquí animo a mis 7 followers (y a todo aquel que lo desee) a que dejen en los comentarios sus propósitos para el año 2012.

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

Anuncios

6 Responses to propósitos para el 2012

  1. Cierta Persona dice:

    1. Fulminar más a menudo con la mirada. He descubierto ese poder recientemente y cada día lo domino más. Pero como un gran poder conlleva una gran responsabilidad, lo utilizaré para hacer el bien… No, no; simplemente lo utilizaré, no pongamos puertas al campo.
    2. Refinar el arte del tocapelotismo, que se me da de lujo peeeeeero todo es mejorable. Renovarse o morir, aprender durante toda la vida, etc.
    3. Darme a la bebida de una vez, que siempre estoy amenazando con grandes borracheras y luego ná. Malditasea…
    4. Observar el cumplimiento de tu propósito de enmienda bien de cerca, con la manica preparada por si te desvías…. collejón!
    5. Ir más a misa.

  2. Pizias dice:

    1. Aprender a tender la ropa de manera que no tenga que plancharla. Mucha gente parece dominar la técnica pero yo no termino de pillarle el truco. Y se me acaban las excusas para ignorar la montaña de ropa arrugada que tengo criando en casa… Creo que es la madriguera de algo.
    2. Utilizar de verdad los archivadores en la oficona. Eeeeeeeeeh…. sí, lo que hay debajo del montón de papeles y bolsitas medio vacías de azúcar es mi escritorio.
    3. Hablar en inglés a partir de la medianoche más a menudo. A ser posible con una caña de por medio. Esto se lo debo, parafraseándote, a cierta persona, que creo que se monda con mi pronunsieision.

    Y ya no se me ocurren más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: