el catenaccio de rajoy

Pasó el debate. Y pasó con más pena que gloria. Fue un debate sin ritmo, desordenado, sin profundidad y bastante aburrido. Pareció un partido en el que jugara un equipo italiano. El campo embarrado, con tiempos tan rígidos y encorsetados que no permitían prácticamente la confrontación, tampoco ayudó.

Rubalcaba salió al ataque desde el primer minuto, con agresividad pero con más corazón que cabeza. Tocaba y tocaba el balón en el medio del campo pero sin superar la linea defensiva rival. Preguntaba, pregunta y preguntaba en constantes alusiones al programa del PP en busca del renuncio de Rajoy que desvelará su verdadero programa oculto, especialmente en lo que respecta al posible recorte en la prestación por desempleo. No lo consiguió. Rajoy se limitaba a rememorar la horrible herencia dejada por el tándem Zapatero-Rubalcaba en forma de 5 millones de parados, una economía estancada y una deuda pública convertida en losa que nos impide levantarnos. El pasado dejaba constantemente en fuera de juego a Rubalcaba.

El desánimo hacia mella en el candidato socialista que incluso llegaba a referirse a “lo que hará Rajoy“, asumiendo la victoria de su contrincante. Por su parte, el candidato conservador se limitaba a mantener las posiciones y la defensa cerrada. En caso de necesidad siempre quedaba el recurso del patadón, con una frase demoledora en un debate: “A ver si dejamos de discutir de estos asuntos”. Dos no juegan si uno no quiere. Y Rajoy no quería debatir. Al final del primer bloque, en su última intervención, sin opción de contrarreplica para Rubalcaba, Rajoy lanzó un pequeño contraataque en forma de propuestas económicas: vagas, sin argumentar, sin carga de profundidad. Un chut flojo, raso y a las manos del portero. Sin peligro pero que en las estadísticas aparecía como disparo a puerta.

En la segunda parte Rubalcaba echó el resto en los temas de política social donde partía con ventaja. Las sombras de las privatizaciones y los recortes en educación y sanidad son alargada para Rajoy. El juego se hizo más fluido, aparecieron los espacios, y ahí Rubalcaba demostró que tiene más calidad que Rajoy. Ahora sí, utilizaba el condicional para referirse a la posibilidad de un Rajoy presidente y la defensa de los derechos sociales y las libertades civiles permitió a Rubalcaba lograr un tanto, casi un autogol conservador, al hacerse un lío Rajoy dentro del área a cuentas del matrimonio homosexual. Finalmente no terminó de despejar el balón y acabó dentro de la portería. 1-0.

Pero no quedaba tiempo para más. En los minutos finales Rajoy lanzó un soflama patriotera del gran país que somos para salir de esta situación. Una dedicatoria a la afición del que se veía ganador. Rubalcaba, por su parte, terminó el partido con rostro cansado y con una intervención que denotaba la impotencia del que se sabía perdedor de antemano, pero que lo había dado todo en el campo, a sabiendas de su inferioridad.

Fin del partido. Rajoy salió buscando el empate a cero y acabó perdiendo por la mínima. Suficiente para ser campeón. Tenía el gol average muy a su favor.

Por cierto, el colegiado, señor Campo Vidal, pasó desapercibido y no tuvo influencia en el resultado.

Felicidades al ganador.

PD. Hace casi 30 años Italia se proclamaba Campeona del Mundo de Fútbol en el Mundial de España 82. Yo sólo tenía seis años pero me acuerdo de Zico, Sócrates, Falcao y Toninho Cerezo. Me acuerdo de la selección de Brasil. La selección brasileña no ganó, es más, fue eliminada por Italia. Sin embargo jugaba al fútbol infinitamente mejor.

Anuncios

3 Responses to el catenaccio de rajoy

  1. Rioboo dice:

    Me ha gustado tu particular visión del debate. Enhorabuena. De te dejo, si me lo permites, la particular de estos chicos de buscocurro. http://wp.me/p1WTuO-25, magnífica, te gustará seguro.
    Un saludo

    • Gracias. Por el comentario y por la sugerencia del blog de buscocurro. Me gusta el estilo de analizar las cosas desde una perspectiva crítica intentando al mismo tiempo ser irónico. Me parece una opción muy saludable. Por cierto, las propuestas de Ken Robinson que también mencionan me parecen fantásticas.
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: