rehenes, apóstoles, defraudados y mercenarios

Los sociólogos distinguen cuatro perfiles de votantes en función de la lealtad a su ideología y la confianza en el líder político que se presenta.

De esta manera dividen a los votantes en los siguientes perfiles:

1. Rehén: es leal a su ideología pero no tiene confianza en su líder.

2. Apóstol: es leal a su ideología y además confía en su líder.

3. Defraudado: no es leal a su ideología y no confía en los líderes políticos.

4. Mercenario: no es leal a su ideología y vota en función del líder.

La falta de confianza en los líderes políticos es manifiesta y así se observa en los barómetros del CIS que se publican periódicamente. En el último, Barómetro CIS octubre 2011, la confianza de los españoles en los principales candidatos a la presidencia del Gobierno de España vuelve a estar bajo mínimos. El 71,7% de los españoles tiene poca o ninguna confianza en Mariano Rajoy; mientras que en el caso de Rubalcaba este porcentaje alcanza el 69,3%.

Sin embargo creo que resulta más interesante observar los datos relacionados con el posicionamiento ideológico de los españoles, que también se presentan en el Barómetro de Octubre.

Preguntados por el partido o coaliciones por los que sienten más simpatía o consideran más cercano a sus propias ideas, los datos son idénticos entre PSOE (25,4%) y PP (25,2%). Un 22,4% no manifiesta ninguna simpatía por ningún partido o considera que ningún partido responde a sus ideas. Suponen casi uno de cada cuatro españoles.

Si se suman las variables voto+simpatía aparecen las primeras diferencias ya que un 33,4% se acerca al PP (junto a los partidos PAR y UPN con los que se presenta en coalición en Aragón y Navarra respectivamente), mientras que el PSOE alcanza el 24,9%. Es decir prácticamente nadie que no sienta cierta simpatía por el PSOE votaría por este partido, mientras que en el caso del PP, sí se da la posibilidad de que electores que no tienen simpatía por el PP o no son cercanos a sus ideas, vayan a votar al partido conservador.

Los porcentajes prácticamente se repiten en el caso de quién le gustaría que ganara, ya que un 21,7% se decanta por el PSOE y un 33,5% el PP. El votante socialista quiere que gane su partido,precisamente por eso, porque lo considera su partido por simpatía e ideología. El votante del PP, le sea próxima o no la ideología conservadora, aspira a que su voto sea útil.

Cuando el posicionamiento ideológico se desvincula de siglas políticas, y observamos el autoposicionamiento, los datos son todavía más interesantes.

Respecto a la dicotomía izquierda-derecha en un continuo entre el 1 (extrema izquierda) y el 10 (extrema derecha),observamos como la mayoría de los españoles (32,4%) se sitúa en el centro político (5-6), mientras que el 26,1% se declara de izquierdas (3-4) y el 13% de derechas (7-8). Si sumamos los valores extremos, la izquierda política aglutina al 34,7% de los españoles y la derecha política al 16,4%. Según estos datos hay el doble de españoles de izquierdas que de derechas.

Me llama la atención cómo sitúan los españoles a los partidos políticos en este mismo continuo del 1 al 10 entre izquierda y derecha. Al PSOE le dan una media de 4,17 (en el tramo de centro izquierda), mientras que el PP presenta una media de 7,87 (consolidado en la derecha ideológica). Entre los partidos conservadores es la nota más alta, por encina del 7,47 de UPN, el 6,37 de CIU o el 6,25 del PNV.

Si afinamos más en el autoposicionamiento, la opción mayoritaria es la de ‘socialista’ con el 15,1%, seguido de los ‘conservadores/as’ con el 12,9% y los ‘liberales’ con el 11,9%. En cuarto lugar los ‘progresistas’ con el 9,2%. Si agrupamos en dos bloques, izquierda y derecha, los resultados son los siguientes: Los españoles que se declaran de izquierda (incluye a los progresistas, socialdemócratas, socialistas, comunistas, feministas y ecologistas) alcanzan el 38,8%; mientras que los que se declaran de derechas (incluye a los conservadores, demócrata-cristianos y liberales) ascienden al 30,8%. Los españoles de izquierdas superan en 8% a los de derechas según esta clasificación, de manera que no coincide el autoposicionamiento numérico (escala del 1 al 10) con el autoposicionamiento cualitativo.

Después de todo esto, según el barómetro del CIS el PP obtendrá mayoría absoluta con el 46,6% de los votos frente al 29,9% del PSOE.

Según ésto, pues, el PSOE tiene más votantes rehenes y apóstoles; y el PP más votantes defraudados y mercenarios.

Hay un 31,5% de indecisos,y de éstos un 27,3% duda entre votar al PSOE o al PP (aunque hay que señalar que un 39% no manifiesta las opciones de su duda). ¿Qué perfil adoptarán finalmente estos votantes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: