lucha de clases

Tercera jornada de huelga de la educación secundaria pública en Madrid. Más allá de la guerra de cifras (tratada en el anterior post), y aunque a la Comunidad de Madrid le parezca que el seguimiento ha sido menor, tampoco le parecen bien los motivos por lo que se ha convocado.

Primero decía que se trataba de una huelga corporativa, que hacían los profesores para defender sus privilegios laborales y porque no querían trabajar dos horas más, mientras el resto del país se hunde en un paro galopante. Se dedicaron a manipular confundiendo intencionadamente horas lectivas con horas de trabajo intentando convencer a la sociedad de que los profesores no trabajan ni 20 horas semanales y que como se les quiere hacer trabajar más, re rebelan y se ponen en huelga.

Como la estrategia no les salió bien, la cambiaron para decir que se trata de una huelga movida desde la sombra por el PSOE en contra del PP. Una huelga política en una palabra. No creo que sea una huelga promovida por el PSOE en contra del PP, y estoy seguro que muchos profesores y profesoras que han secundado la huelga son votantes del PP.

Que sea una huelga política seguro que sí. Una huelga en contra de la política educativa del PP en la Comunidad de Madrid (que seguro que intentarán exportar al resto de comunidades donde gobiernan). Una huelga en contra de una política educativa que recorta recursos en la educación pública y que subvenciona la educación concertada y privada.

Una política educativa que recorta 80 millones despidiendo profesores interinos de la educación pública, mientras aprobó en 2011 descuentos a las familias que llevan a sus hijos a la escuela concertada por valor de 90 millones de euros. Una política educativa que, según datos del Gabinete de Estudios de CCOO, en los últimos dos cursos, sin tener en cuenta los nuevos recortes para este curso, ha reducido la plantilla de profesores de la escuela pública en 226 funcionarios frente a un crecimiento de 2.056 en la privada sostenida con fondos públicos, a pesar de que la escuela concertada ha asumido en estos dos años un incremento de 19.783 alumnos frente a 35.527 en la pública.

Para que luego digan que la lucha de clases ya no existe. En educación existe y mucho. La lucha de las clases de los colegios privados contra las clases de los colegios públicos. Algunos pretenden acabar con esta lucha intentando eliminar simplemente las clases de los colegios públicos. Que este propósito se merezca una huelga de profesores de la enseñanza pública me parece de los más razonable.

Una huelga política. Contra una política educativa que pretende acabar con la educación pública.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: