guerra de cifras

No ha sido ninguna novedad. El seguimiento de la huelga de profesores en Madrid ha sido un “éxito” para unos (los sindicatos convocantes) y un “fracaso” para otros (la Comunidad de Madrid). Ocurre siempre que hay una huelga o una manifestación. Las cifras son completamente opuestas para unos y para otros.

En el caso de las manifestaciones la disparidad de cifras puede ser, hasta cierto punto, aceptable. Hay técnicas para calcular las asistencia a concentraciones en función del espacio ocupado en la calle por los manifestantes, pero aún así, quien convoca tira por lo alto, la administración tira por lo bajo, y la policía en estos casos tira por el medio. Me refiero a que suele dar una cifra mas o menos intermedia, no a que tire por la calle de en medio contra los manifestantes…, que a veces también.

Cuando se trata de una huelga general también puede ser aceptable la diversidad en las cifras por las especiales circunstancias que rodean una huelga de este tipo. Al final se puede saber casi con exactitud el número de trabajadores que han secundado la huelga en función del número de suspensiones en la afiliación a la Seguridad Social ese día, ya que quien hace huelga suspende su relación laboral con la empresa esa jornada. Sin embargo esto se sabe con el paso de las semanas y en una huelga el impacto tiene que ser inmediato.

Cuando no es aceptable esa guerra de cifras es en una huelga de un colectivo concreto y relativamente reducido, como son los profesores de secundaria en la Comunidad de Madrid. Se sabe el número exacto de profesores convocados a la huelga (más de 21.000 docentes de ESO, Bachillerato y FP) y se puede saber casi inmediatamente el número total de esos profesores que no ha acudido a su centro de trabajo. Por eso no es aceptable que los sindicatos cifren el seguimiento en casi un 80% y la Comunidad de Madrid en un 43%. A modo de policía el diario El País lo cifra en un 69%.

Alguien miente. No puede ser que la cifra de uno sea casi el doble que la del otro. La gente se merece saber cuál ha sido el seguimiento real de la huelga y, en función de eso, cada cual que saque sus conclusiones, positivas o negativas.

Y como estamos hablando de algo tan importante como es la educación pública, no estaría de más que se facilitara, por parte de los sindicatos convocantes, la posibilidad de asistir a las concentraciones a quienes no somos profesores o trabajadores públicos y también estamos en contra de los recortes en la educación pública o en cualquier otro servicio público. Y eso se hace no convocando las concentraciones a las 6 de la tarde como han hecho en Zaragoza o Huesca, o a la 1 del mediodía en Teruel.

Dejo constancia de ello, que a uno siempre le gusta que le den la razón de vez en cuando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: